El Retén de la 41 – La Laguna abierta: ¿Sí o no?

Roberto Gómez
Por Roberto Gómez septiembre 15, 2020

El Retén de la 41 – La Laguna abierta: ¿Sí o no?

Son dos temas que están en la voz de la gente desde hace mucho tiempo. Si bien lo hemos tratado en privado con muchas de las personas que tienen poder de decisión, esperamos todo el tiempo para escribir porque preferimos aparecer como “quedados” a tener que ser parte de un aluvión de contagios por la irresponsabilidad de muchos que en las protestas se denominan “infiltrados”, y acá no sabemos cómo denominarlos, porque son reducidos, pero no mandados.
Con respecto a la entrada de la 41, creemos que ya están tomando la decisión. Compartimos que la gente de Navarro, especialmente la que tiene la necesidad de pasar seguido, debe ingresar, podría haber sido antes con alguna identificación, pero no es hora de ver qué se podría haber hecho, ya que en pandemia todas las decisiones son tomadas con la mejor de las intenciones y cada una de ellas es perfectible porque es la primera vez que se las aplica.
Con lo de la Laguna, creemos que para caminar debería estar habilitado hace rato, lo hemos preguntado, pero al principio había mucho temor que se llene de gente que no quiere hacer ejercicio, sino tirarse un rato al sol, y eso sea difícil de controlar.
Hoy ya ha pasado un tiempo prudencial, y quizás con protocolo, con horario, sin la entrada de ningún tipo de vehículo, con gente exclusivamente de Navarro, se pueda realizar, y así evitar el descontrol que ya existe en diferentes parques, calles, rutas, caminos rurales, puentes, que a nuestro modesto entender, es mucho más riesgoso para todos.
Una de las respuestas que nos han dado es que no hay suficiente personal para controlar. Y en eso no podemos meternos, porque no decidimos, porque no somos quienes manejamos el asunto, simplemente. Si es así, habrá que ver cómo continúa la historia, pero lo cierto es que se pidió que no se utilicen los espacios públicos y están llenos, por lo tanto, el predio de la Laguna, es más amplio, más seguro y más bonito.
Creemos que dialogando se puede avanzar, seguro que todo lo que se esperó es con el afán de ayudar a toda la población a que no corra riesgos de salud, pero hoy la gente tomó la decisión de romper ciertas reglas, sentarse donde haya un poco de verde, sin que nadie los controle, y quizás la Laguna sea un lugar acorde para evitar accidentes, etc.
Desde ya, el que no cumpla con el protocolo deberá irse, porque hay que confiar que la mayoría siempre querrá seguir disfrutando de ese paraíso.
Roberto Gómez
Por Roberto Gómez septiembre 15, 2020